Adiós 2011.

 Ayer fue la juntada de fin de año con EL grupo de mis amigos.

 Llegó la hora del brindis, y a pesar de que cada 10 segundos alguien decía 'vamos que se calienta la sidra', eso no fue un obstáculo para que el momento, según México, sea re gay. 1 dijo unas palabras, luego México, 3, otro amigo... Y cuando empezó a hablar él no pude más con mi personalidad anti finales que empecé a tener esos espasmos que uno tiene cuando llora, pero me contenía las lágrimas.

Todos repetían en sus mini discursos que el grupo se mantenga unido, que no se separe, y cosas por el estilo. Y yo pensaba que eso va a pasar, progresivamente pero va a pasar. ¿Cuáles son las posibilidades de que un grupo caracterizado por hacer juntadas con juegos para niños, se mantenga si el 90% va a estar ocupado en la facultad? Y en el caso en que se mantenga, ¿de qué me sirve que todos sigan siendo un grupo de amigos si yo me voy a otra provincia en 2013? Yo sigo con mi dualidad de mujer/niñita, con mi bipolaridad a lo Wendy, y de repente todos son adultos. Y yo me quedo atrás, y después voy a tener que crecer de golpe para poder irme. Y empezaron a chocar las copas y yo lloraba, y todos riendose, y yo lloraba. Y pensaba en el año que viene, en mis objetivos, en mis metas, en mis deseos, EL grupo, Mary Poppins, Violeta, 0,1,2,3, México, Uma... Y luego en el 2013, lleno de tanta incertidumbre. Si me puse así este año, no sé que va a pasar conmigo en el fin de año del año que viene.

F me preguntó qué me pasaba, y me dijo que era extraño en mí ser tan poco positiva, y que en realidad lo que tenía que pensar era en la otra gente que iba a conocer allá, y no en la gente que voy a dejar de ver. Supongo que no ahora, pero en un año, le voy a tener que hacer caso.

Adiós 2011, te despido con nostalgia, confiando en un 2012 increíblemente mejor. Supongo que lo último que hay que perder es el positivismo.

No soy yo, ni tu, ni nadie, son los dedos miserables que le dan cuerda a TU reloj.

Noche "buena".


 Mi cactus se suicidó hoy. Amaneció tirado en el balcón a unos centímetros de su maceta. Es lo más triste del mundo que te pase eso, cuando es la única planta que tenés. Pero no importa, hoy es noche BUENA.

3 es un egresado oficial del secundario. Mierda. Estamos viejos.
Y yo, me siento Wendy. 

Tengo una amiga. II

 Tengo una amiga que se hace llamar Violeta. He aquí sus cualidades:

 1) Violeta es mi amiga que no pertenece a mi grupo de amigas. Esa es su mejor cualidad, porque a ella le puedo contar cualquier cosa, porque no tiene ningún lazo (me suena a El principito) afectivo con la mayoría de las personas que integran mi vida.
2) Cuando Violeta está insoportable, a mi no me molesta en lo absoluto, y creo que viceversa.

 Entonces, vemos que Violeta, a quien puedo contarle todo, y en cualquier momento, fue hecha para ser mi amiga.

 Es la única que sabe que este blog existe. Eso es muy importante, ya que no solo le confío mis secretos, si no los de Uma también. Es la única que a pesar de tener tantas características a favor, no dudaría en decirme que estoy haciendo algo mal, a diferencia de ese tipo de amigas que están de acuerdo en todo con una.
PD: En este momento, tenemos la misma cantidad de visitas en nuestros respectivos blogs.

 Tantas palabras, y en realidad su mejor definición es la siguiente:

 Ella es mi amiga del futuro.

10 de diciembre.

11:09 hs. Un número desconocido me manda un mensaje que dice "10/12/2008" y eso es todo. Esa fecha es la de mi primer beso (lo que es un eufemismo para decir que fue el día que me puse de novia con 0). Evidentemente fue él, porque no hay otra persona que se acuerde de lo que pasó ese día más que yo. No sé qué significará en 'lenguaje ex novio' mandarle un mensaje a tu ex con la fecha en que se pusieron de novios, es patético. Y después de TRES AÑOS. No se acordó de mi cumpleaños e el 2008 cuando salíamos y se acuerda del día que nos pusimos de novios después de tres años. Me siento casi insultada.

12:20 hs. Veo dos mujeres tirandose de los pelos en una calle hiper transitada. Motivo: Una le 'robó' el marido y la otra casi la asesina en la vereda gritandole puta.

13:02 hs. Me aparece en el inicio el estado de 1 que dice "Hoy, 10 de diciembre te digo adiós, a pesar de lo mucho que me cuesta. Conste.".
18:35 hs. Voy a la casa de 3.  En la mesa, un dibujo hecho por su hermana. En el dibujo, aparecía ella con una pistola en la mano y una bala en el aire dirigida al monigote que representaba a su papá(sí, lo que leíste). Su mamá tirada en el piso desmayada, y 3 en la computadora, y en la pantalla, mi nombre seguido de un corazón. Nunca me voy a sentir tan querida en esa casa como en el momento en que vi eso.


No soporto fin de año.

 No soporto que este 2011 termine.

 No soporto las cuatrimestrales, los más de 35ºC de calor, los adornos navideños que hacen creer falsamente que todo está bien. No soporto que 1 haga notas de fin de año, que 3 ya haya empezado sus vacaciones(igual que muchos de mis amigos), que 3579847027493 personas que me ayudaban a no entrar en crisis por la vida egresen y se pierdan en el mundo de la universidad. No soporto que una pareja amiga (de 2 años casi) corte, que los padres de 3 se estén separando, que Mary Poppins se ponga de novia y aún así de feliz siga alterandose(aunque un poquito menos) por las cosas.  No soporto que haga mucho calor y que me tenga que depilar a cada rato, que haga calor y que quiera sí o sí estar en pieza donde no hay aire acondicionado.

 No soporto ir a las últimas instancias de las olimpiadas y ser de las más grandes, y al mismo tiempo ir a que mi novio me empuje en la hamaca. No soporto sentirme taaaaaaaan niña y taaaaaaan vieja a la vez, ser tan vieja para no dudar en querer irme a vivir con 3 el año que viene en otra provincia (lo que es la locura más grande que cometeré en mi vida) y estar segura de que soy capaz de estar sola con él lejos del mundo y sobrevivir en el intento, y al mismo tiempo ser  tan niña porque él lo quiere y al mismo tiempo no le importa, y yo sí quiero hacer el amor pero no quiero.

 No puedo ser adolescente, o mujer, o vieja del todo. Pedirme eso era mucho. No soy tan madura.

 Y, encima, estoy insoportable.

Esos tres días: De la seguridad a la incertidumbre.

 Dije "que iba a volver" después del 12 de noviembre. Pensé que el 13 ya iba a estar escribiendo otra vez, y no. Pienso que el 12 de noviembre fue hace un mes, y en realidad, estoy a tan solo 6 días. 6 días que duraron un mes. En la línea cronológica subjetiva de mi cabeza, estos días no pasaban más. 


Día 12 de noviembre
 Regresé del hermoso viaje que hice con pesar. No quería volver. Las cosas habían sido demasiado perfectas como para que yo regrese y ESOS TRES DÍAS me pongan en la cuerda floja. Volví con diploma y más amigos. Regresé para pintura, gritos, y competencia. Nadie en mi lugar hubiese querido volver. De la seguridad a la incertidumbre.


Día 13 de noviembre
 La previa. Vísperas de esos tres días. Como víspera a la víspera, fui al cine. Salí y llovía. Llegué a destino, y luego una noche sin sueño. Con todos ellos que se hacían llamar como yo. (Já) La pasé bien, no voy a mentir. Me reí mucho. A pesar de todo, no fue como la primera vez hace un año. 


Día 14 de noviembre(día 1 de esos tres días)
 Pintura. Afiches. Locura. Colores por todas partes. Gritos. No lo disfruté en absoluto. Desde lejos se me veían las ganas de dejar de saltar y pretender que lo que gritaba era cierto. México(una amiga) me rescató y aproveché para escaparme. Tuve que desayunar y aproveché para escaparme. Tenía que ir a la casa de gobierno y aproveché para escaparme. En fin, escapé.

Día 15 de noviembre(día 2 de esos tres días)
 Día de hablar. Todos decían y decían lo que querían hacer. Lo que yo decía era puramente personal, me agradaba decirlo. En los recreos, todos los grupos de personas de diferentes colores estabamos riendonos juntos. Fue lindo. Fue incuso más lindo que el año pasado. Al terminar, México y yo fuimos a tomar un helado, que hizo que me olvide que estaba en el medio de esos tres días.

Día 16 de noviembre(día 3 de esos tres días)
 Normal a la mañana. Al mediodía.. bueno, no es que fraude sea mi apodo preferido. A la tarde me convencí de que pase lo que pase iba a estar bien. Si yo no ganaba, lo iba hacer a hacer alguien que podía ser tan o más buena que yo para esto. Llegué a la escuela con una sonrisa increíble. Dos amigas lloraban. Me despedí de mi sonrisa. HORAS pasaron, y al final, salieron al balcón. Nombran las personas ganadoras. Violeta estaba allí. La nombran y fui feliz por ella. De mi grupo hasta eso solo nombraron dos, el resto de otros colores. Llega el momento en que tenían que pronunciar mi nombre. Y lo hacen. De repente mucha gente me abraza y me grita. Si yo ganaba, significaba que J no lo hacía. La busco con la mirada. En un momento aparece, me abraza, y llora. Llora mucho. Y yo también.
 Termina todo y yo estaba feliz, pero no podía ponerme feliz.  Mucha gente me felicita, y yo también lo hago. El ambiente era ambiguo, gente saltando y gritando de alegría, y otros llorando y en transe. Y yo estaba en el medio de todo eso. No sabía como reaccionar. Me invitan a saltar y yo acepto, en el medio se me escapan unas lágrimas.

Por suerte, esos tres días ya pasaron. Y yo sigo mi vida.



Fuera de aquí.


 Adiós, me fui a ser feliz.
Por lo menos, por 10 días. 

De mis amoríos trimestrales.

 En mi proceso de empezar a creer en - eso que quizás alguna vez definiré en este blog- el amor... Yo tuve tres amoríos. Cómo no estoy segura del significado exacto de lo que es esta palabra, la busqué y la definición es la siguiente:

 Amorío: Relación amorosa que se considera superficial y pasajera. 
 De que fueron pasajeros, lo fueron, superficiales no sé. Ojalá no hayan sido TAN superficiales, para no sentirme tan tonta. El caso es que fueron tres, de eso sí estoy segura (por suerte):

0) El número CERO(tres meses, tres semanas): Sí, el amorío número cero fue para mí una de esas cosas que uno esconde por el resto de sus días. Un muerto en el placard, eso es. Yo no sabía que hacía, ni siquiera sé por qué me gustaba. Él probablemente ni siquiera me quería, solo aprovechó la oportunidad. Lamento que mi primer beso no haya sido con alguien por lo menos nombrable. No pienso  hablar más de esto, para qué difundirlo más. Ah, sí, y se olvidó de mi cumpleaños. Ahora (creo) entienden por qué es algo para esconder.

1) (Realmente no recuerdo día que me puse de novia- menos de tres meses) El siguiente fue el primero para todos menos para mí (a mi pesar ya tenía un CERO en mi historial). Me gustaba, le gustaba. Yo quería estar sola, al final me terminó convenciendo(en unos pocos días) de que no tenía sentido eso. Nos pusimos de novios y al primer día me dijo te amo. Y yo era fría. Me dejé llevar a pesar de todo, lo que pasó fue que él si me quería. Igual no pasó mucho tiempo hasta que me di cuenta que a pesar de que se presentó en mi vida como "el primer novio", mismas iniciales y muchas cosas estereotipadas de esas, teníamos mil diferencias intolerables entre nosotros. Y bueno, adiós 1. Adiós, el día antes de San Valentín.

2) (Tres meses menos dos días) Cuarenta y ocho días después del 1, un compañero me besa. Sí, patético el comienzo. Me gustaba y él tuvo una actitud entre la 1 y la 0, me quería un poco pero se aprovechó de la oportunidad al mismo tiempo. Yo todavía no había aprendido que si alguien gusta de vos, NO SIGNIFICA que te tenes que poner de novia. Pero bueno, él prometía ser para mí, como todos los anteriores, y yo le creí.  Otra vez lo mismo. 2 era bohemio(según internet, inconformista, libre y no convencional.)  y eso a la yo que quería ser rara, independiente y original le encantaba, pero claro dos personas que buscan las independencia no pueden estar juntas. Tenía una característica intolerable para mí  que era la imposibilidad de comunicarse de verdad. Y adiós 2.

3) La tercera es la vencida: Mi novio. Duración: (un año y dos meses, infinito).

El amor en mis tiempos de incredulidad.

Antes le tenía miedo al amor. Tenía miedo de caer en la normalidad de necesitar a alguien que te quiera.
Y luego no pude sola y tuve que empezar a creer. Afortunadamente para mí. 

Tengo una amiga.

Bueno, en realidad tengo más que una amiga. La llamaremos Mary Poppins. Es de eso tipo de amigas que en el balance general te hacen renegar más que divertirte. Ella es así, me hace enojar MILES de veces, pero al final aunque me insulte, me pelee, me grite... Yo la quiero. Quiero matarla, sí, pero la quiero. 

La quiero porque tengo la vaga sensación de que la entiendo. Entiendo por qué ella es así, simplemente porque no puede ser de otra forma. Su destino es ser ella, Mary Poppins. Coincidimos en varias cosas, y no lo hacemos en muchas otras. Pero tengo un amor irracional hacia ella, casi incluso masoquista.

Todos necesitan una amiga así. Sirve. Me enseña a vivir. Todas mis demás amigas son demasiado buenas como para aterrizar de vuelta en la realidad. Quizás porque yo soy demasiado positiva, mi karma la mandó para ser mi amiga y recordarme que no sueñe despierta.

¿Por qué hice esto?

 El fin de este blog es nada más ni nada menos que narrar mis pensamientos de las cosas del universo en donde vivimos, quiero decir, el universo en donde yo vivo. Últimamente en mi cabeza voy narrando las cosas que me pasan, cómo si fuera una novela, y decidí crear esto antes de volverme loca.